saltar al contenido Saltar a la barra lateral Saltar al pie de página

Pickleball: el deporte rey en inclusión

El pickleball no solo es un juego emocionante y de rápido crecimiento, sino que también destaca como un deporte verdaderamente inclusivo. Su diseño y reglas permiten que sea accesible para una amplia variedad de jugadores, incluidas aquellas personas con discapacidad mental, física o motora, entre otras. 

En este sentido, desde el Mediterranean Open se ha impulsado la creación de un grupo de trabajo junto a Fundación Segunda Parte, Down España, Universidad Pontificia Comillas, Universidad de Almería y Universidad de A Coruña, para diseñar el primer reglamento adaptado de pickleball en España, tomando como punto de partida las grandes ventajas que este deporte ofrece. 

Adaptabilidad de las reglas y equipamiento

Una de las principales ventajas del pickleball es la adaptabilidad de sus reglas y equipamiento. Las reglas pueden modificarse para satisfacer las necesidades específicas de los jugadores con discapacidades, lo que facilita la participación y la competitividad. Además, las palas de pickleball son ligeras y fáciles de manejar, lo que las hace adecuadas para una variedad de habilidades y niveles de movilidad.

Condición física

A diferencia de otros deportes que pueden ser intensos desde el punto de vista físico, el pickleball es conocido por ser accesible para una amplia gama de niveles de condición física. Las dimensiones más pequeñas de la cancha y el ritmo relativamente más lento del juego permiten que personas con diversas capacidades disfruten de la actividad sin sentirse cansadas.

Estrategia y habilidad técnica

El pickleball se centra en la estrategia y la habilidad técnica, lo que significa que no es exclusivamente un deporte basado en la fuerza física. Esto abre las puertas para que jugadores con diversas capacidades utilicen su inteligencia táctica y destrezas técnicas para competir de manera efectiva, creando así un terreno de juego más nivelado.

Comunidad y apoyo mutuo

El pickleball fomenta un sentido fuerte de comunidad y apoyo mutuo entre los jugadores. Las pistas de pickleball suelen ser espacios acogedores donde jugadores de todas las habilidades interactúan y comparten su amor por el juego. Este ambiente amigable contribuye a una experiencia inclusiva, donde todos se sienten bienvenidos y respetados.

Promoción de la salud mental y física

Jugar al pickleball no solo proporciona beneficios físicos, sino que también puede tener un impacto positivo en la salud mental. La participación en actividades deportivas, la interacción social y la sensación de logro contribuyen a un bienestar general, independientemente de las capacidades físicas.

El pickleball va más allá de ser simplemente un deporte; es una comunidad que valora la inclusión y la diversidad. La adaptabilidad de sus reglas y su enfoque en la estrategia hacen que sea accesible y atractivo para personas de todas las habilidades y capacidades.

Deja un comentario

Abrir WhatsApp
Hola 👋
¿En qué podemos ayudarte?